Instituto de Altos Estudios en Ciencias Sociales

Expertos en electricidad analizan la situación del sistema dominicano

argaiv1558

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

El panel fue organizado por el IGLOBAL y la Universidad de Comillas para dejar inaugurado el Master de Regulación Eléctrica 2010-2012

 

Momento en que Mirna Lorenzo hizo su exposición.

Momento en que Mirna Lorenzo hizo su exposición.

(Santo Domingo, 23 de noviembre de 2010). Especialistas del sector eléctrico nacional presentaron este martes el panorama de ese ámbito de la vida dominicana a partir del análisis de aspectos como la generación, la protección al consumidor, la contabilidad regulatoria y el funcionamiento del mercado de mayoristas. El panel, celebrado en FUNGLODE, sirvió para dejar inaugurado el Master de Regulación Eléctrica 2010-2012, organizado por el Instituto Global de Altos Estudios en Ciencias Sociales (IGLOBAL) y la Universidad de Comillas y fue clausurado con las conclusiones a las que llegó Tomás Gómez, profesor titular de la universidad española y Director del Master que se imparte en el Instituto.

 

El primer tema tratado en la actividad fue “Análisis de la regulación y gobernabilidad del mercado eléctrico mayorista de la República Dominicana”, a cargo de Teófilo Aquino, Ingeniero Senior de Mercado Eléctrico Mayorista, de la Superintendencia de Electricidad. Se centró en hablar de las principales características de dicho mercado y de los factores que influyen en su correcto desempeño.

 

Alguno de los datos facilitados por Aquino fue el de que la capacidad de generación apenas ha aumentado en 10 años y ronda los 2,900 megavatios. También se refirió al tema de los precios de energía con los que trabajan las generadoras en función del cliente al que sirven. En cuanto a la liberalización de mercado que ha sufrido el sector en los últimos 10 años, afirmó que la cantidad de usuarios no regulados equivale al 10% de la demanda máxima abastecida del mercado, con 120.

 

En su exposición, continuó con el aporte de datos de la organización del sistema y la definición de las características de cada agente involucrado. En materia de sanciones, trajo a colación su existencia, pero también habló de la viabilidad real de aplicar las sanciones. Así, llegó a presentar un análisis de fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas que tiene dicho Mercado Eléctrico Mayorista. Aquino finalizó con la presentación de una lista de 16 recomendaciones, entre las que se incluyen la renegociación de los contratos de compra de energía reduciendo la capacidad o contratada para respetar los límites establecidos en la Ley o la independencia regulatoria del sector, disminuyendo la presencia estatal en la regulación. VER PRESENTACIÓN AQUÍ.

 

Barreras a la inversión

 

El siguiente panelista en intervenir fue Néstor Ramírez, Gerente de Asuntos Regulatorios y Análisis del Sistema Interconectado, de la generadora EgeHaina. Su intervención estuvo dividida en dos: descripción actual de las inversiones y descripción de las barreras a la inversión. Terminó con algunas sugerencias de cómo superar esas barreras.

 

“En 2003 había 3,300 megavatios instalados, pero siete años después, ha disminuido. En 2003, la reserva del parque generador para poder cubrir salidas de sistema de plantas, era de 67%, pero hoy en día anda por el 34%”. Así comenzó su intervención Ramírez.

 

A continuación, afirmó que de 1999 a 2002 “las inversiones extranjeras directas en el sector eléctrico alcanzaron los 1,455 millones de dólares. El acumulado posterior en seis años se redujo a 398 millones, casi la cuarta parte. ¿Por qué? ¿Qué barreras han incidido en esa disminución de la inversión?”, se preguntó. La respuesta la encontró en cuatro frentes: el político, el institucional, el mercado y las finanzas.

 

En el ámbito de la política, Ramírez dijo que “falta una visión política compartida a largo plazo para que el mercado eléctrico funcione. Los programas de los partidos son contradictorios con los avances que se vienen logrando. La visión compartida debería ser la de atraer más inversión, por ejemplo, para bajar la tarifa. Hay que hacer ver a los políticos que la electricidad ya no trae votos. Pensar eso lleva a diferencias políticas y a la politización del sector. La injerencia ha sido tan dañina que la capitalización no se ha podido aplicar como estaba previsto”.

 

En materia institucional, Ramírez se refirió a falta de autonomía del regulador, lo que provoca que, a corto plazo, el sector se maneje en función del gobierno. En el ámbito financiero, dio un dato actualizado sobre el monto de las facturas vencidas que se le adeuda a las generadoras. “Al 12 de noviembre son 127 millones de dólares”.

 

Por último, se extendió un poco más en el renglón del mercado, donde dijo que hay problemas con la gestión de la demanda que hacen las distribuidoras, que calificó de problemática. “Y si seguimos así, de cara al ámbito de la inversión a largo plazo se crea un nerviosismo”, que la afecta. Además, calificó el mercado como “altamente concentrado”.

 

La reflexión final de Néstor Ramírez se centró en que “se debe tratar de atraer las inversiones de generación con una visión compartida de largo plazo para cubrir la matriz energética requerida, que los subsidios sean debidamente focalizados y que la participación del estado en la industria se vaya reduciendo. De no ser así, vamos a ir hacia atrás”. VER PRESENTACIÓN AQUÍ.

 

Contabilidad y consumidor

 

Manuel de Jesús Rodríguez, especialista financiero de la CDEEE, fue el tercero en intervenir tras una pausa. Su tema fue el de la contabilidad regulatoria y tiene que ver con la revisión de costos en los diferentes renglones de las operaciones sobre la base de la realidad en comparación con lo establecido. “Así se pueden ver los puntos donde no se están haciendo las cosas bien, donde hay riesgo de que las cosas vayan mal…”, dijo.

 

Desde su punto de vista, “la supervisión continuada del uso de los fondos lleva a medir mejor cómo hacer las inversiones en distribución. Transparenta las operaciones de la empresa y esto ayuda a disminuir los niveles de corrupción”. VER PRESENTACIÓN AQUÍ.

 

Para finalizar, Mirna Lorenzo, ex directora de la Oficina de Protección al Consumidor (PROTECOM) y actual Coordinadora de Distribución de la CDEEE, habló de las garantías que hay que dar al cliente para que sus derechos sean satisfechos.

 

Lorenzo dijo que la incursión de la regulación en el escenario eléctrico se produce como consecuencia de la liberalización de la generación y la existencia de monopolios en la transmisión y en la distribución y comercialización. “Entonces se hace necesario algo para defender al consumidor de tal manera que las reglas de juego se cumplan en cualquiera de las fases del sistema”.
Definió la electricidad es un servicio público y dijo que el Estado debe asumir la satisfacción de dicha necesidad para el ciudadano porque si no la asume puede quedar insatisfecha por parte de los intereses que convergen en el sector.”El regulador debe velar porque esos derechos sean respetados. Y eso también se lleva al ámbito de la generación y de la transmisión porque, de lo contrario, recae finalmente en el consumidor final y el regulador debe garantizar el acceso universal al servicio, sin discriminación, con calidad y con costos eficientes”.

 

Lorenzo estableció cuatro como los principales puntos en los que se centra el trabajo de protección: fiscalización, información y educación, participación del cliente en la toma de decisiones y atención a reclamaciones, “donde en República Dominicana estamos muy bien”. VER PRESENTACIÓN AQUÍ.

 

Conclusiones

 

En la recta final, tras algunas aclaraciones por parte de los panelistas a preguntas del público presente, El profesor de Comillas, Tomás Gómez, hizo las conclusiones finales. Primeramente, afirmó que “el sector se rige por una ley y quizá uno de los problemas es que no se cumple, lo que demuestra debilidad institucional. Es uno de los grandes problemas porque las leyes, reglamentos y normativas se hacen para cumplir. Si no, se ponen parches y surgen problemas concatenados de difícil solución posterior”.

 

Otro de los aspectos que resaltó fue la falta de voluntad política para acometer las reformas que hay que sacar adelante.”Se ha tratado de buscar inversiones fuera del Estado, pero para eso hace falta una credibilidad que se gana con los hechos, y hoy en día es bien baja. Se sale de esta situación trabajando. Hay que sanear las distribuidoras y hay que poner en su sitio la faceta del regulador”, dijo el también director del Master de Regulación Eléctrica.

 

Por último, afirmó que “el papel de los consumidores es fundamental, y hace falta un proceso de concienciación serio sobre cuáles son los problemas. El principal es la falta de electricidad. La que hay es cara y no se paga todo lo que cuesta. Hay que acostumbrarse a pagar la electricidad. Si esto no se dice desde la política, desde la TV, si no se hacen campañas, no se sale de él por mucho que se trabaje. Es un problema muy arraigado en el país y hacen falta campañas de concienciación ciudadana sobre el pago por dicho servicio, que es cierto que es público”.

 

PRESENTACIONES

“Análisis de la regulación y gobernabilidad del mercado eléctrico mayorista de la República Dominicana”, Teófilo Aquino, Ingeniero Senior de Mercado Eléctrico Mayorista, de la Superintendencia de Electricidad

“Barreras para las inversiones en generación en el sector eléctrico dominicano”, Néstor Ramírez, Gerente de Asuntos Regulatorios y Análisis del Sistema Interconectado, EgeHaina.

“Contabilidad Regulatoria para el Control y el Seguimiento de la Gestión de las Empresas Distribuidoras en RD”, Manuel de Jesús Rodríguez, Especialista Financiero, CDEEE.

“Análisis del sistema Institucional de protección al consumidor en el Sector Eléctrico en República Dominicana”, Mirna Lorenzo, Coordinadora de Distribución, CDEEE.